Main Page Sitemap

Yo busco una mujer que me quiera


Me miró y le dije: - "Qué hay para comer?".
No deben de tardar, lo pedí para las 21,30".Sin decir nada me cogió la mano y puso un poco de crema transparente en mis dedos, me miró a los ojos y me dijo: - "Ha llegado el momento de que mujeres en busca de hombres en veracruz puerto sean dos los dedos".Si te quieres follar a Eva, puedes hacerlo.Pero, sabes una cosa?".No sabía que decir, y de nuevo mi mujer me sacó de mis pensamientos.Ella se puso de pie.Eva se levantó y me dijo al oído: -"Tu eres el homenajeado, me dejas que te de tu regalo?".No te entiendo, qué quieres decir con lo que yo quiera?"."Si me gusta, Antonio, tendrás un culo busco una mujer el villano para follarte cada día".Se giró, me besó y mientras me besaba, podíamos oír como los gemidos de Pablo y Eva anunciaban su orgasmo, que también se lo habían ganado.Tenía la cabeza agachada.Al cabo de unos minutos, me sorprendió que mi mujer no entrase, oía unos murmullos, y pensé que hablaba con el repartidor de pizzas, así que no le dí importancia."Habláis de culos?Verla hablar así me ponía como un berraco, y pronto me tensé, Eva se percató y en lugar de acelerar, se detuvo, pero no había marcha atrás.
"Por fin!, casi pensaba que esto se iba al garete dijo ella con una preciosa sonrisa No se si disfrutaba más con la sensacional boca de Eva, o viendo a mi mujer como se aplicaba con la polla de Pablo.
Se dirigió hacia nosotros, gateando como una loba, se acercó a Eva, y antes de que ninguno pudiera decir nada, le estaba dando un morreo.




Puse un dedo a las puertas de su culo y empujé.Entraron con suma facilidad, resbalaban por su culo y se perdían en su interior, mientras dejaba escapar de sus labios no sabría si decir si un quejido o un gemido.Estamos disponibles en los siguientes países: Cerrar mensaje de Política de privacidad y cookies.Alex Dorr : Jugador de baloncesto.Se levantaron las dos, Eva cogió de la mano a mi mujer y las dos desaparecieron por la puerta, camino del baño.Puse el TV, y comencé a ver las noticias, como siempre, allí estaba un sábado con 44 años, resistiéndome a envejecer, y los hechos me mostraban todo lo contrario."Pablo, mujeres separadas para chatear bésala le dije.La metió muy despacio, mi mujer iba gimiendo a cada centímetro que se sentía invadida.Estaban en la treintena, y venían muy bien vestidos, informales pero elegantes.
Es tu novia, tu mujer?



Estuvimos así más de 10 minutos.

[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap